aclaracioneswhite

Las frutas

PARTE 1 - LAS FRUTAS


La bendición de las frutas frescas

464. Estoy muy agradecida a Dios de que cuando Adán perdió su hogar edénico, el Señor no lo privara de la provisión de frutas. (Nota: Carta 157, 1900*)

465.El Señor desea que los que viven en los países donde se pueden obtener frutas frescas durante gran parte del año, reconozcan la bendición que tienen en ellas. Cuanto más dependamos de las frutas frescas tal como se las saca del árbol, tanto mayor será la bendición. (Nota: (1902) J.T. 3, 134*)

466. Sería bueno que cocinásemos menos y comiésemos más frutas al natural. Enseñemos a la gente a hacer consumo copioso de uvas, manzanas, duraznos y peras en estado fresco, así como de toda otra clase de fruta que se pueda obtener. Prepárense dichas frutas para el consumo invernal poniéndolas en conserva, usando vidrio, hasta donde sea posible, en vez de latas. (Nota: (1902) J.T. 3, 137, 138 *)

[Las frutas son alimento excelente, y ahorran trabajo de cocinar - 546]

467. Para un estómago dispéptico, podéis colocar sobre vuestras mesas frutas de diferentes clases, pero no demasiadas en una comida. 366 (Nota: (1870) J.T. 1, 191*)

468. Quisiéramos recomendar especialmente la fruta como un agente de salud. Pero ni siquiera la fruta debe ser consumida después de una comida completa de otros alimentos. (Nota: MS 43, 1908*)

469. Las legumbres y las frutas bien preparadas en su correspondiente estación serán benéficas, si son de la mejor calidad, y no muestran la menor seña de podredumbre, sino que son sanas y completamente libres de toda enfermedad y corrupción. Mueren más personas de lo que nos imaginamos por comer frutas y legumbres en estado de descomposición, que fermentan en el estómago y producen envenenamiento de la sangre. (Nota: Carta 12, 1887*)

470.Un régimen alimenticio sencillo pero abundante y variado de frutas es la mejor alimentación que puede colocarse ante los que se preparan para la obra de Dios. (Nota: Carta 103, 1896*)

[Las frutas y los granos son el alimento para los que se alistan para la traslación - 488, 515]

Parte de un régimen adecuado

471. Los cereales, las frutas carnosas, las oleaginosas y las legumbres constituyen el alimento escogido para nosotros por el Creador. Preparados del modo más sencillo y natural posible, son los comestibles más sanos y nutritivos. Comunican una fuerza, una resistencia y un vigor intelectual que no pueden obtenerse de un régimen alimenticio más complejo y estimulante. (Nota: (1905) M.C. 228*)

[Frutas, granos y hortalizas con leche y crema constituyen el régimen más saludable - 487]

[ Hortalizas en la mesa de E. G. de White - Apéndice 1:4, 8, 15]

472. En los cereales, las frutas, las legumbres, las hortalizas y las frutas secas oleaginosas (nueces) han de encontrarse todos los productos alimenticios que necesitamos. Si acudimos al Señor con sencillez de mente, él nos enseñará cómo preparar alimentos sanos libres de la corrupción de la carne. (Nota: MS 27, 1906*)

[La fruta forma parte del régimen adecuado - 483, 486, 513]

[La naturaleza abastece ampliamente de frutas, nueces y granos - 485]

[La fruta forma parte de los alimentos sanos - 399, 400, 403, 404, 407, 810]

Un régimen temporario a base de frutas

473. La intemperancia en el comer es a menudo causa de enfermedad, y lo que más necesita la naturaleza es ser aliviada de la carga inoportuna que se le impuso. En muchos casos de enfermedad, el mejor remedio para el paciente es un corto ayuno, que omita una o dos comidas, para que descansen los órganos rendidos por el trabajo de la digestión. Muchas veces el seguir durante algunos días una dieta de frutas ha proporcionado gran alivio a personas que trabajaban intelectualmente; y un corto período de completa abstinencia, seguido de un régimen alimenticio sencillo y moderado, ha restablecido al enfermo por el solo esfuerzo de la naturaleza. Un régimen de abstinencia por uno o dos meses convencerá a muchos pacientes de que la sobriedad favorece la salud. (Nota: (1905) M.C. 180*)

Reemplacemos los artículos dañinos

474. En nuestras instituciones médicas debe darse instrucción clara sobre temperancia. A los pacientes se les debe 368 mostrar el perjuicio de las bebidas alcohólicas intoxicantes, y la bendición de una abstinencia total. Se les debe pedir que eliminen las cosas que han arruinado su salud, y que las reemplacen por abundancia de frutas. Pueden obtenerse naranjas, limones, ciruelas, duraznos y muchas otras variedades; porque el mundo del Señor es productivo sí se realiza el esfuerzo necesario. (Nota: Carta 145, 1904*)

475. Evítese el uso de mucha sal y el de encurtidos y especias, consúmase mucha fruta, y desaparecerá en gran parte la irritación que incita a beber mucho en la comida. (Nota: (1905) M.C. 235*)

[Para reemplazar la carne - 149, 3l2, 320, 492, 514, 649, 795]

[Para reemplazar los postres - 546]

[No son apreciados por los que están acostumbrados a alimentos muy sazonados - 563]

[Debe reemplazar la ingestión excesiva de gachas o sopas - 490, 499]

Envasado y secado de frutas

476. En cualquier parte en que abunde la fruta, hay que conservar abundantes cantidades para el invierno, ya sea en frascos o latas, ya desecadas. Pueden cultivarse con ventaja frutas menudas, como grosellas, fresas, frambuesas, zarzamoras, etc., en los países en que este cultivo es escaso o descuidado. (Nota: (1905) M.C. 230*)

Para la conservación de frutas en la casa, los envases de vidrio convienen más que las latas. Es de todo punto indispensable que la fruta que se ha de conservar esté en buenas condiciones. Úsese poco azúcar, y no se cueza la fruta más del tiempo indispensable para su conservación. Así preparada, la conserva de fruta es excelente sustituto de la fruta fresca.

Donde las frutas desecadas, como uvas pasas, ciruelas, manzanas, peras, melocotones y albaricoques o damascos, puedan obtenerse a precios moderados, se verá que pueden emplearse como alimentos de consumo corriente mucho más de lo que se acostumbra, y con los mejores resultados para la salud y el vigor de todas las clases de personas activas.

477. La compota de manzana, puesta en frascos, es sana y deliciosa. Las peras y las cerezas, si pueden conseguirse, constituyen una excelente compota para uso durante el invierno. (Nota: Carta 195, 1905*)

478. Si podéis conseguir manzanas, estáis en buena situación en lo que concierne a frutas, aunque no tengáis ninguna otra cosa... Yo no creo que sea esencial una gran variedad de fruta. Sin embargo ésta debe ser recogida y conservada con cuidado en la estación para ser usada cuando no hay manzanas a disposición. Las manzanas son superiores a cualquier otra fruta como un producto de cultivo que siempre se tiene a mano. (Nota: Carta 5, 1870*)

Directamente de la huerta

479. Existe otra ventaja que se obtiene cuando se cultivan frutales en relación con nuestros sanatorios. En esta forma puede obtenerse para poner a la mesa fruta absolutamente sana y recién cortada. (Nota: MS 114, 1902*)

480. Las familias y las instituciones deben aprender a hacer más en materia de cultivo y aprovechamiento de la tierra. Si la gente solamente conociera el valor de los frutos de la tierra, los cuales se producen en su correspondiente estación, se harían esfuerzos más diligentes para cultivar el 370 suelo. Todos deben familiarizarse con el valor especial de las frutas y las legumbres frescas traídas de la quinta o de la huerta. A medida que aumenta el número de pacientes y de estudiantes, se necesitará más tierra. Pueden plantarse vides, lo cual hará posible que la institución produzca sus propias uvas. La huerta de naranjos que está en el lugar puede ser una ventaja. (Nota: MS 13, 1911*)

[Importancia del cultivo de frutas y verduras para la mesa - 519]

[Frutas y verduras en la misma comida - 188, 190, 722]

[Uso de fruta en la mesa de E. G. de White - Apéndice 1:4, 9, 15, 22, 23]

[La fruta en las dietas del sanatorio - 441]

[Uso de fruta en la mesa de los ayudantes - 444, 651]

[La fruta en la mesa de los campamentos - 124, 765]

[Debe incluirse en una dieta sencilla para los visitantes - 129]

[Forma parte de una dieta sencilla y apetitosa - 204, 503]

[E. G. de White recomienda los tomates - Apéndice 1:16, 22, 23]

Gracias 89209 visitantes¡Aqui en esta página!

 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=